Las normas GS1 pueden ayudar a asegurar productos más seguros y menos productos falsificados.